FABO_20240606_112746_0000

La liebre y la tortuga es una fábula… y aveces nada mas que eso!!!

Duras muy poco en los trabajos, le dijo el entrevistador.

«Es posible», dijo Carlos, «sin embargo, mi promedio es de dos años por cargo, que no es malo teniendo en cuenta que en mis 20 años de carrera profesional he llegado a la gerencia general, habiendo empezado como botones. Y dada su afirmación, debo preguntarle: ¿hay algún otro modo de hacer la carrera que hice?

Porque no es usted la primera persona que lo menciona y no puedo evitar pensar que todo depende de lo que ves y los ojos con que lo ves: alguien hace una carrera de 20 años para llegar de botones a gerente. La mitad de la gente dice: «Mira lo que ha logrado esta persona, se ha hecho a pulso y sola». Y otros dicen: «Creo que has durado muy poco en cada empleo». Pero más allá de eso, no sé si quieras preguntarme si acaso brillé en cada empleo anterior, si estaba listo para dar el paso cada vez que me moví o si solo asumí el riesgo. ¿O qué potencial vieron en mi otras empresas cuando me contrataron para un cargo mayor al que había desempeñado ‘tan solo’ dos años? No sé si resulte importante resaltar que cada paso que di fue hacia un puesto de mayor responsabilidad. O si requiera comprensión conocer que la línea que había elegido, la hotelería, tiene muchos cargos que deben ser escalados.

Supongamos que el promedio decente por empleo es de 5 años en cada puesto, como los oficiales de la policía. Habría necesitado 50 años para hacerlo. No lo habría logrado. Y de lograrlo, al sentarme aquí, ¿No te habrías fijado en mi edad?»

Resumen: cuando quieras cambiar de puesto para crecer, porque crees que estás listo, porque ya sientes que puedes hacer algo más y tienes la oportunidad, no te quedes en el sentir de «debo pasar algunos años más por mi hoja de vida». Te prometo que los que se detienen a ver estos cambios por encima del crecimiento que eso ha significado, son pocos.

La tortuga le ganó a la liebre solo porque ésta se detuvo a dormir. De no haberlo hecho habría ganado… y por mucho mas que un segundo.

Menú

© 2024