FABO_20240606_112746_0000

Indiana Jones y los cazadores del Efecto WOW!!!

Pagamos a «expertos», aveces mucho dinero, con un ansioso deseo de conocer el comportamiento de nuestros clientes, para saber lo que ellos buscan, cuales son sus expectativas, cómo poderlos sorprender, fidelizar, enamorar, y más…

Que p*#@$ quiere el cliente?

La eterna pregunta. Puedo decir con conocimiento que ni el mismo lo sabe. Por algo el gran Henry Ford rezaba «Si le hubiera preguntado a mis clientes que quieren, me habrían dicho que un caballo mas veloz».

El cliente tiene una idea de lo que espera: Servicio, amabilidad, un buen producto y esas cosas que están implícitas en nuestra promesa de venta. Es por eso que tras bambalinas las empresas trabajan en sorprenderlos y alcanzar el llamado efecto WOW; pero ésto no es algo que se revele en encuestas de satisfacción ni preguntando directamente cómo algunos prefieren en el horario del desayuno y/o similares dependiendo de la industria. La realidad es que nadie sabe con que quiere ser sorprendido, si así fuera ya no sería una sorpresa entonces…

… el efecto WOW está en lo inesperado. En la capacidad de sorprender. Mucha encuesta de servicio por ahí, mucho esfuerzo por dar al cliente lo que él espera, pero cuando le damos aquello que el espera, en qué lo sorprendimos???

Y entonces?

Podemos intentar buscar el secreto para fidelizar a nuestros clientes, invertir en ello, gastar tiempo y recursos en ésta gestión, lo cual seria bien visto dadas las razones y nuestro interés final. Pero la verdad es que el secreto de ésto es muy sencillo, y no solo en miras al cliente. Quieres hacer felices a tus empleados? Lograr más ventas y lo que sea? Más allá de cursos, coaching y capacitaciones, no irás a ningún lado si no aprecias genuinamente a las personas, si no te importan de verdad…

Todo el mundo desea cariño, quizás entre líneas algunos pero todos queremos ser apreciados. Sin duda te digo que éste es un factor común en todas las personas. Cuando aprecias de verdad, automáticamente te preocupas por esas personas. Si aprecias a tus clientes todo lo que haces se enfocará en su bienestar, así mismo con tus empleados, y en el caso de las ventas no es un secreto que siempre vuelves donde te trataron muy bien y donde hicieron la diferencia.

En el mundo en el que vivimos hoy, el simple hecho de dar amor, ya sorprende.

Menú

© 2024